El Tenorio en el cementerio de San Fernando

Es costumbre en el mes de noviembre representar la obra de Zorrilla en numerosos sitios de la ciudad de Sevilla. Este año, Engranajes Culturales ha tenido la idea de representar el tercer acto de Don Juan Tenorio en el cementerio de San Fernando a través de una visita guiada a este espacio que está lleno de historia y de obras de arte, coincidiendo con la festividad de Todos los Santos.

La visita comenzaba por la capilla, donde se realizaba una introducción en la que se hablaba tanto del origen del cementerio como el de la obra del Tenorio. Asímismo, ahí se ve por primera vez a los protagonistas. A continuación pasamos a descubrir el área destinada para los enterramientos judíos, los ateos, los suicidas y los niños, para comenzar a recorrer el cementerio en sí.

ImagenDesde ese momento, vamos caminando sin perder detalle, pues a la vuelta de la esquina podemos encontrarnos a don Juan jurándole amor eterno a doña Inés, y no quitamos ojos de los panteones por si vemos salir alguno de los espíritus que atormentaban al caballero.

ImagenDescubrimos historias que se mezclan con leyendas, y en ese ambiente más que nunca se confunde la realidad con la imaginación, como al hablar del escultor Antonio Susillo y su cristo de las Mieles, que ocupan un lugar de honor a pesar de su muerte por suicidio.

ImagenAunque se dice que el mayor valor del cementerio de Sevilla reside en su arquitectura, encontramos también varias muestras escultóricas que llamarán la atención de los visitantes.

ImagenImagen

Imagen Imagen

A medida que va oscureciendo los asistentes van encendiendo los candiles que facilita la organización, lo cual contribuye a crear la atmósfera propicia para asistir al final del tercer acto, y enterarnos de curiosidades, como aprender a distinguir signos masónicos en las piedras.

Imagen

Para finalizar la visita, admiramos las tumbas más famosas del lugar, antes de descubrir el destino del Tenorio.

Imagennoviembre 023

Paquirri                                             Juanita Reina

ImagenImagen

Joselito                     Vista del cementerio de S. Fernando

Esta fue una gran ocasión para conocer el camposanto en detalle, y resultó tan exitoso que la organización decidió seguir realizando la actividad durante todo el mes. Sin duda un gran acierto por su parte.

Resultó ser una manera estupenda de descubrir los rincones del cementerio sevillano, del que todos los asistentes salieron encantados. Tras el éxito de la convocatoria es de suponer que Engranajes Culturales repita el año que viene. Y ha quedado demostrado que este sitio, además de un lugar de descanso eterno, es un museo al aire libre digno de admirar.

Anuncios

LA VERDAD SOBRE EL CASO PAROT

En estos días se ha abierto un encarnizado debate sobre el sistema jurídico español, alrededor de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos acerca de la doctrina Parot.

Cuando las personas tienen noticia de crímenes horribles es entendible que sientan ira y deseen venganza, pero la mayoría de los medios de comunicación explotan esas emociones en lugar de tratar los hechos de forma objetiva y con el rigor profesional que se debería. También es verdad que muchos están predispuestos para el odio y no les interesa atender a razones, pero la función de los periodistas no debe ser potenciar esta predisposición sino facilitar toda la información al respecto para que las audiencias se formen una opinión fundamentada.

 La ley española fijada en 1995 sólo admite que un reo pueda estar como máximo 25-30 años en la cárcel. En 2003 se introdujo la posibilidad de que las penas máximas llegaran a 40 años para la acumulación de crímenes muy graves, especialmente los actos terroristas.

En el año 2006, para evitar la excarcelación del etarra Henri Parot, el Tribunal Supremo consideró que los beneficios penitenciarios que hacían posible su puesta en libertad deben aplicarse sobre la condena total impuesta en lugar de sobre el límite máximo de cumplimiento; en su caso fue condenado a 4800 años de reclusión, de modo que se aseguraban de que permaneciese en prisión el total de la pena máxima, cambiando con este dictamen la jurisprudencia mantenida hasta entonces.

El Tribunal Constitucional ha avalado la doctrina Parot en 28 de los 31 recursos presentados por los presos de ETA hasta el 29 de marzo de 2012.

Haré un aparte en este punto para aclarar que, según la ley, todo cambio legislativo sólo puede aplicarse con retroactividad (a las sentencias ya pronunciadas) si benefician al imputado, no si le causan perjuicio.

Teniendo esto presente, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos rechazó el 21 de octubre de este año la aplicación de la doctrina Parot de forma retroactiva a la etarra Inés del Río y obliga a ponerla en libertad. La etarra fue juzgada con el Código Penal de 1973 y su salida de la cárcel estaba prevista para el año 2008, pero con la aplicación de la doctrina Parot su puesta en libertad se pospuso para el 2017. La retroactividad en la aplicación de esta doctrina es lo que invalida su uso.

El gobierno español, en un intento de evitar la liberación de la reclusa, ha pretendido vender que con dicha doctrina lo que se cambió fue la interpretación de la ley existente, no la ley misma.

En los próximos días, si se ratifica la no aplicación, serán puestos en libertad 54 presos etarras, 6 miembros del GRAPO, uno del GAL, uno de Resistencia Galega y otros 15 presos comunes.

La sentencia de Estrasburgo puede parecer injusta a ojos de la ciudadanía, pero la opinión pública tiene que aceptar que los condenados salen a la calle antes o después. También se oirían réplicas si esto sucediera dentro de 5 años, pero podemos alegrarnos al pensar que gracias a este fallo legal han pasado entre rejas más años de los que correspondían según la ley vigente en el momento de la sentencia. Y conformarnos con la idea de que los sentenciados desde el 2006 cumplirán penas mayores. Aunque las víctimas y sus familiares no encuentren consuelo con nada de esto. Sigue leyendo

LAS SOMBRAS DE UN FENÓMENO EDITORIAL

Cincuenta sombras de Grey es la primera novela de una autora inglesa hasta ahora desconocida, Erika Leonard James, quien ha desempeñado varios cargos ejecutivos en televisión, vive en Londres, y recientemente ha sido nombrada por la revista Time como una de las cien personas más influyentes del año.
Fue publicada en mayo de 2011 por una pequeña editorial australiana. A esta primera entrega le siguieron Cincuenta sombras más oscuras y Cincuenta sombras liberadas, conformando una trilogía que cosechó tanto éxito que se extendió al resto del mundo.
Esta novela se convIrtió en poco tiempo en todo un fenómeno literario sin precedentes. En una época en la que comprar libros no está de moda, los 3 libros de la autora anglosajona, publicados por la editorial Grijalbo en España, ocupan los tres primeros puestos en las listas de libros más vendidos en nuestro país, tanto en papel como en formato digital. En Latinoamérica, publicados por Random House Mondadori, a los tres meses de su lanzamiento se habían distribuido 1500000 ejemplares. Cinco meses después de su publicación, las ventas mundiales superaban los 40 millones, destacando el mercado anglosajón, donde la saga se ha convertido en lo más vendido de todos los tiempos. Los derechos han sido vendidos a 45 países.
El éxito de “Cincuenta sombras” ha traspasado los límites literarios para llegar al cine y a la música. Universal Pictures y Focus Features han comprado los derechos cinematográficos y los productores de “La red social” serán los encargados de llevarla a la gran pantalla. Este proyecto está creando gran espectación entre las fans de la trilogía, que precisamente esta semana se enteraban que tendrán que esperar 6 meses más de lo previsto para verlo en las salas de cine. Este retraso está motivado por la búsqueda del actor principal tras la marcha del hasta entonces candidato Charlie Hunnam. La noticia ha coincidido con las primeras imágenes de los protagonistas, Jamie Dornan (encarnando a Christian Grey) y Dakota Johnson (hija de Melanie Griffith y Don Johnson, que dará vida a Anastasia). El film, dirigido por Sam Taylor-Johnson, tiene previsto su estreno, segun informa Europa Press, para el 13 de febrero de 2015, justo antes del día de San Valentín, en lo que presumiblemente sea un intento de conseguir que muchas parejas elijan este plan para dicha celebración (si para entonces todavía mantienen el fervor de la saga).
Además, EMI lanzaba el 17 de septiembre de 2012 el disco ‘Fifty Shades of Grey’ The Classical Album, que comprende una recopilación de 15 temas de música clásica seleccionados por la propia escritora E. L. James y que aparecen en su trilogía.
Emprender la lectura de una novela precedida por semejante fama supone un reto, pues nos enfrentamos a ella con una opinión prefabricada. El público mayoritario es el femenino, de hecho en la campaña publicitaria americana se la ha clasificado como “porno para mamás”. Sin embargo, meter a esta novela en el saco de la literatura pornográfica parece un exceso, como mucho podría definirse como romántica erótica, ya que, si bien es cierto que incluye muchas escenas específicas de sexo, son siempre en un contexto de relación amorosa, y seguramente sea esa mezcla de romance y sexo lo que ha conseguido enganchar a tantísimas mujeres, a las que uno sólo de esos géneros podría parecerles demasiado empalagoso o fuerte, respectivamente.
Si bien es cierto que toda la novela destaca por la falta de creatividad literaria, hay que resaltar que las escenas más subidas de tono son descritas siempre sin recurrir a lo zafio ni a lo grotesco. También se debe señalar que la edición española deja bastante que desear, encontrando fallos tanto de traducción como de gramática que desconciertan al lector.
La historia en sí no es en absoluto novedosa: Anastasia Steele, una joven inocente e inexperta recién graduada conoce al multimillonario Christian Grey (cosa que resulta poco creíble teniendo en cuenta la edad del personaje); salta la chispa y comienzan una relación marcada por el carácter oscuro de él (se autodefine como cincuenta sombras de mierda, justificando con ello el título) y sus tendencias sadomasoquistas, que acompaña con notas controladoras y machistas que encenderán a las lectoras más sensibles a la causa. No debemos olvidar que la novela surgió de un fanfiction de la saga Crepúsculo, por lo que los personajes están basados en Bella y Eduard, y de hecho algunos rasgos, como el carácter sumiso de ella, se asemejan bastante.
Esta trilogía es amada u odiada, no existen términos medios con ella, pero es innegable el buen trabajo de marketing que se ha llevado a cabo para conseguir semejante éxito.